Morgan / 15 meses

lunes, 25 de noviembre de 2013

Resumen del tratamiento.

Este post es producto de los comentarios y aportes hechos por todas las personas que leyeron la historia de Morgan, mi perro que presentó moquillo a los dos meses de edad y afortunadamente con el tratamiento adecuado tuvo mayores chances de cura, cumpliendo hoy en día más de 2 años con nosotros.

Para empezar es importante tener en cuenta que el Distemper o moquillo es confundido regularmente con infecciones generalizadas por lo que es de vital importancia la realización del test de Distemper, cuya presentación es muy parecida a una prueba de embarazo de droguería... esta verificación es importante, porque de lo contrario el animal puede morir sólo por un mal diagnóstico, pues a pesar de que el veterinario diga que la sintomatología corresponde o no corresponde a la de al enfermedad SÓLO EL TEST PUEDE CORROBORARLO.

En el caso de Morgan, aún cuando varios veterinarios nos dijeron que no había salvación alguna para nuestro cachorro, buscamos arduamente por internet algún indicio de cura, por lo que llegamos a un ensayo del Doctor Sergio De la Torre al que cito textualmente:

"nuestro tratamiento es basado en inmuno estimulantes (liberadores de histamina), antibióticos , calcio y vitaminas B, aparte de una buena alimentación y tratar que el paciente no esté sometido a stress ( por ejemplo frío intenso, o enjaulado) OXITETRACICLINA LA, hoy usamos la Kuramicina de Konig 1 cc cada 30 Kgsubcutánea en parrilla costal cada 96 hs. También usamos terramicina LA ( CADA 72 HS) o la terramicina clásica cada 48 hs. esto según el caso , según el estadío del paciente y según el estado general del paciente ya que si está muy débil hay que usar dosis menores . Calcio y vitaminas B1 B6 B12 (PARA LA REMIELINIZACION )

Sí el paciente viene premedicado por los dueños ,nos es mucho mas difícil mejorar el cuadro .Lo ideal es que el caso llegue a consulta con una conjuntivitis bilateral o con la clásica tos de las perreras (que le abre la puerta al distemper si es que no es parte de la primera faz), o con una gastroneteritis viral en la mayoría de los casos. La enfermedad dura de 6 a 8 semanas, comienza con una conjuntivitis bilateral - lo primero que aparece y lo último que desaparece- Es necesario aclarar que la mayoría de las virosis en los cachorros aparecen con una conjuntivitis bilateral , pero luego los otros síntomas van determinando si es un distemper, una hepatitis, o una gastroenteritis virosica a parvo o 
corona, lo importante es mientras va evolucionando el paciente, el tratamiento que proponemos lo beneficia cualquiera la virosis que padezca, ya que es inmuno estimulante .

La oxitetraciclina LA trabaja por vía antibiótica (muy buena en este aspecto) y por vía histaminica ( inmunoestimulante) formando un bubón o granuloma de fijacion, que se reabsorbe en unos días dependiendo de la dosis , la droga y el paciente. Durante éstos días hay una liberación extra de histamina a partir del bubón , aumentando la histaminemia, ( muy baja en algunas virosis). 

Mi teoría es que a determinadas dosis en sangre se comporta como antibiótico, ( penicilinemia) (en dosis alta la penicilinemia puede ser toxica también), y en dosis aumentadas de histamina en sangre, ésta se comporta como viricida y antibiótica (...) Ya esta comprobado en laboratorios la acción viricida de la HISTAMINA "in Vitro" (...) 

Luego de leer este ensayo procuramos en internet un médico que pudiera proporcionarnos el tratamiento con la oxitetraciclina, y encontramos un maravilloso profesional Colombiano que de casualidad había trabajado directamente con el Dr De la Torre, y además de orientarnos en el tratamiento, lo complementó  con dosis diarias de eccinacea, multivitamínicos caninos, una pastilla diaria de complejo B, una dieta muy balanceada y el mejor trato posible con el cachorro para aumentar las posibilidades de cura fortaleciendo el sistema inmunológico. Contacto: 

El tratamiento consistió en oxitetraciclina LA cada 4 dias en inyecciones de 1cc x cada 10 kgs de pesocasi milagrosamente esa misma semana, por fin veíamos como los síntomas de la enfermedad comenzaban a retroceder, sin embargo por ser un virus, el distemper aún tardaría mucho tiempo en salir de nuestro cachorro y aún existía la posibilidad de una recaida, por lo que preferimos ser muy precavidas y hasta que Morgan cumplió un año estuvo con el tratamiento vitamínico y alimenticio, además de las gotas de eccinacea y un control periódico de la enfermedad, por lo que en total se le hicieron 3 pruebas, las 2 últimas negativas!!

LA DIETA:

En cuanto a Una buena dieta, (nuevamente 
hablo solo desde nuestra experiencia) le dimos un aporte de proteínas ( preferiblemente carne de pollo 1/hígados de pollo siempre sin sal) e hidratos de carbono (arroz, pasta, papa cocida ), minerales y vitaminas (en las verduras tipo zanahorias, espinacas, acelgas) y una cantidad moderada de grasas. 

Asimismo, evitamos los frutos secos, todo lo que provenía del cerdo (carne o los embutidos, excepto el jamón de york), los dulces, helados y las comidas muy frías o aquellas que llevaban exceso de grasa o condimentos.

La receta más típica es la que preparan muchas personas con algún tipo de guiso o hervido a base de arroz y carne. Para preparar una racion para un perro mediano como el nuestro se debía cocer una taza de arroz durante diez minutos. Aparte cocinábamos la porcion de carne que considerábamos justa para el tamaño del cachorro (carne de pollo semigrasa o hígado) y, a continuación la añadíamos al arroz hervido. 

Se le puede añadir como complemento algo de harina de hueso pero, eso sí, recordemos que debe ser en pequeñas cantidades. Esto se lo dábamos junto con el concentrado comercial que procurábamos fuera a base de proteina y no de soya, en cuanto a frutas y verduras ya encontrarán cuales son las que mas le gustan a su perro.... Al nuestro le gustan particularmente las más dulces.

la frecuencia de los hígados primero era todos los días y luego de unas 2 semanas empezamos a disminuir hasta llegar a 1 vez por semana, obviamente, al igual que nosotras, ustedes encontrarán una medida para sus perritos... 

La desinfeccion es muy importante si tienen otro perrito en casa, en cuanto al tratamiento varias personas de este blog han suministrado las dosis ellos mismos, algunos con ayuda de sus veterinarios en las aplicaciones y han reportado los mismo resultados que nosotras.

Por lo que, además de desearles mucha suerte y mucha paciencia con sus cachorros y con esta terrible enfermedad, quiero que recuerden que PRIMERO ESTÁ EL BIENESTAR DEL PERRO y saber cuando es mejor dejarlo descansar antes que someterlo a tratamientos invasivos que sólo alarguen su agonia.



jueves, 9 de febrero de 2012

La cura si existe... mi perro es prueba de ello

Hace aproximadamente 5 meses, una fundación Colombiana llamada SALVA A UN AMIGO MANIZALES recogió de la calle un cachorro de 1 mes y medio de nacido en condiciones bastante deplorables y con un olor nauseabundo causado por su estadía en la calle. El cachorro bautizado como Morgan presentaba un cuadro de sarna sarcóptica muy avanzado y unas lagañas verdes que le daban casi hasta la trompa... Luego de poner esas lagañas en una paletica blanca parecida a una prueba de embarazo el diagnóstico final fue Distemper canino, más conocido en Colombia como Moquillo.

Inicialmente conocí a Morgan por unas fotos publicadas en Facebook que mostraban su deteriorado estado de salud, las imágenes fueron impactantes.. 
Fuente:
http://www.facebook.com/media/set/?set=a.263387087015965.63237.122802481074427&type=3

Al contactarnos con una de las coordinadoras de la fundación para apadrinar a Morgan, ella nos cuenta su cuadro clínico y dice que el moquillo le da pocas esperanzas de vida, a parte de esto por presentar además parasitos, desnutrición y un cuadro complejo de sarna sarcóptica, por lo que en aproximadamente unos 15 días luego de la sintomatologia del moquillo este pequeño animal (con inmensas ganas de vivir) debería ser sacrificado antes de la fase final del distemper que afectaría su sistema neuronal antes de provocarle la muerte por convulsiones y demás. 


A partir de esto Morgan comienza un tratamiento agresivo que incluyó la aplicación de complejo B, diferentes vitaminas, y algunos otros medicamentos con la intención de fortalecer su sistema inmunológico, todos esto apostando no a una curación sino a mejorar sus condiciones de vida por el tiempo que le quedaba. Luego los demás síntomas aparecieron y el vomito, la diarrea (sistema gástrico), luego la tos (sistema pulmonar) anunciaban con el paso de los días de que pronto se acercaba la fecha de poner a dormir a Morgan.


Sin embargo, de repente los síntomas empezaron a ser menos invasivos con el fuerte tratamiento nutritivo y vitamínico.

 Morgan cumplía aproximadamente 2 meses y medio.


Por esos días el cachorro llegó a nuestra casa porque ya se encontraba un poco más fuerte en su lucha contra el moquillo, aunque las lagañas verdes persistían ya eran de un color algo más claro síntoma de que el cuerpo estaba combatiendo el virus.

Sin embargo yo seguí con mi busqueda virtual de curar sin lograr muchos resultados, algunas curan comprendian desde ramas amazónicas con costos elevadisimos y sin distrbución en el país hasta terapias energéticas hasta chamánicas. Me dirigí entonces al doctor de la veterinaria más cercana a mi casa y él me habló de unos experimentos que él ayudó a  realizar en Chile con el doctor SERGIO DE LA TORRE, y me comentó de una inyección milagrosa  que habia probado él en su experiencia en la perrera que prometía un 80% de posibilidades de cura.

Escuchado esto busqué en la red y efectivamente encontré dos ensayos que correspondian a la cura del distemper canino gracias a la Histamina derivada de la apitoxina.. (adjunto ambos enlaces).

http://www.drdelatorre.com.ar/trabajos/apitoxina.pdf
http://www.drdelatorre.com.ar/trabajos/El%20Distemper%20es%20curable.pdf

Luego de comprobar la veracidad de las palabras de mi veterinario, me dirigí nuevamente a él y le dije que intentaramos el tratamiento. Me habló entonces de dos inyecciones repartidas en dos dosis con un intervalo de aplicación de 20 días (un costo de 20.000 pesos colombianos por dosis) , y un acompañamiento de Lindopel (medicamento nutricional y vitamínico) 10 gotas tres veces al día de un medicamento homeopático llamado Echinaccea, y una pastilla diaria de complejo B.


Milagrosamente, luego de 3 meses de tratamiento el perro muestra notables avances, y después de realizar el test nuevamente al cumplir 6 meses no aparece signo alguno del virus.


Le pregunté entonces al veterinario... porque si hay una cura la histamina no aparece avalada por alguna asociación medica mundial animal? me dice él que consideran que los efectos secundarios (amarillamiento de la dentadura o posible inclinación menor en las patas) no permiten que la avalen como una medicina.


A los 7 meses de vida, el único efecto secundario que noté en él fueron sus dientes amarillos, por demás el perro es saludable, enérgico y no existe ningún síntoma de que el virus sigue presente. Por eso puedo decir que el tratamiento funciona, y aunque la atención que se debe prestar al can es bastante entre consultas y demás medicamentos, la cura está presente.

Hoy día Morgan tiene 15 meses y continua sano, pronto haremos el último test de moquillo que se realiza 8 meses después del segundo test negativo pero su estado físico es inmejorable.